Pie Valgo infantil

Es muy característico en la edad infantil, debido a la laxitud músculo-ligamentos que a estas edades presentan los niños. Los niños pequeños de hasta 3 años presentan este tipo de pies debido a la grasa bolsa adiposa que protege las estructuras cartilaginosas de lo que será el pie y la laxitud ligamentosa. No hay que permitir que el niño pasada la edad mantenga esa desviación hacia adentro del pie ya que repercutirá en la maduración de otros segmentos articulares como puede ser la rodilla, produciendo imagen de Rodillas en X (Genu Valgo). Este mal posicionamiento repercutirá en la manera de caminar o correr del niño y es cuando empiezan a surgir las preocupaciones de los papás de porqué se cae frecuentemente el niño o si es que es un poco torpe.
Nosotros tenemos la opinión que el tratamiento según el grado de afectación puede iniciarse a los dos y tres años dado que el niño ya presenta una marcha ágil.
Este tipo de pie causa cansancio, esguinces y alteraciones de los dedos. Nunca debemos olvidar que una deformidad flexible mantenida durante tiempo al final se convierte en una deformidad rígida.
El pie valgo produce una desviación del eje, el atepié y del talón y ya sea con inestabilidad o rigidez de las articulaciones del pie, altera la relación de los huesos del pie y debilita toda la estructura mecánica de la extremidad inferior, implicando una alteración en la orientación postural de tobillo, rodilla y cadera, este tipo de pie directamente nos implica un cambio en la biomecánica del individuo actuando directamente en un fallo de los mecanismos de amortiguación del pie y funcionamiento músculo articular con posibilidad de presentar desgastes articulares prematuros y lesiones músculo-ligamentosas. El Pie Valgo lo podemos asociar directamente con juanetes, Tendinitis de Tibial posterior, patología de menisco externo, síndrome del piramidal, lumbalgias y otros.